© 2023 by Ana Zoebisch. Proudly created with Wix.com

  • Facebook Basic Black

Yo Soy Tú Eres Yo

Zapatismo Actual

Hace mas de dos décadas, en 1994,  la sociedad mexicana   fue advertida de la existencia del EZNL  uno de los varios movimiento  revolucionarios  que  se habían  formado dentro  de la  Selva Lacandona desde principios de los años ochentas . Ese 1ero de enero, fecha en que entraría en vigor el tratado de libre comercio,   el Ejercito  zapatista  descendió sobre  siete cabeceras municipales  del Estado de Chiapas,  fue el momento para dar a conocer un movimiento revolucionario inédito que   estructuró un nuevo imaginario sobre lo indígena y sobre formas alternativas de gobierno. Pronto  sus militantes dejarían atras los principios marxistas /leninistas   y se proponían  desde la mirada sobre el campesinado  y los indígenas ,diseñar una política basada  en el zapatismo,el socialismo libertario y en la guerrilla. Su éxito y popularidad   entre las clases medias,los jóvenes y los universitarios  se dejó ver muy pronto y  los indígenas que  conformaban el EZLN y el subcomandante  Marcos  se convirtieron en héroes. Puede decirse que fueron capaces de  montar  con inteligencia estratégica un  espectáculo  con fines de cambio que logró conmover a buena parte de la sociedad  mexicana  y a muchos mas  a lo largo del continente americano y Europa .

Ana Zoebisch  como persona y como artista  tiene admiración por el movimiento pero sobre todo  ve su lucha y su manera de hacer imágenes como algo que la motiva  a contribuir  a  que continué la relación entre política y estética, ello da sentido  al trabajo artístico sobre todo en los álgidos momentos que vive el país y el mundo . La idea del arte como  instrumento para  cambiar la vida es la mayor  y la mas sólida exigencia de las vanguardias históricas y es una de las aspiraciones del arte contemporáneo. Quizá  es por eso  que los zapatistas mismos y los artistas que van  a Chiapas para sentir la atmosfera del cambio se ven involucrados;ellos quieren responder mediante  la  composición de  imágenes ,las letras o la música. La idea  de que  allá en la selva hay un grupo de gente que  resiste  la inequidad de la sociedad y el Estado hacia los grupos mas vulnerables , señaladamente los indígenas y los campesinos,los motiva.

La artista  utiliza diversos medios y técnicas :grabado, pintura,  fotografía,fotomontaje  instalación y producción de objetos;su lenguaje  simbólico  refiere a la fuerza del movimiento, a la identificación  y paralelismo del EZLN  con Zapata,  a la imagen creada por medio del pasamontañas  y a  las mujeres  como madres y como militantes. Sus madonas zapatistas  tienen algo de sibílas, esas mujeres mitológicas  de gran fuerza y capacidad profética ,una alusión a la necesidad de imaginar  el futuro, algo que parece  de pronto cerrado   ante la violencia. Parte de su obra está dedicada a la  simbología de la vida cotidiana entre los zapatistas como  el caracol,emblema  de  los espacios de discusión para tomar decisiones  y contribuir al buen gobierno. Los caracoles  surgieron en el 2003  como regiones organizativas  de las comunidades autónomas zapatistas   que tendrían distintas funciones,  implicaron  una estrategia que exigió una menor presencia pública y mayor trabajo hacia dentro de las comunidades.Quizá lo que interesó a Ana Zoebisch  fue el caracol que  se instaló  en La Realidad bajo el nombre de  Caracol Madre de los Caracoles del Mar de Nuestros Sueños. El caracol  esta ligado  a la espiral, forma  que es frecuente encontrar en ciertos  sitios arqueológicos mayas,  en donde  la ciencia astronómica y la poesía iban juntas .

Entre los objetos construidos por Zoebisch están las cabezas zapatistas con el pasamontañas y el paliactae  sobre un fondo rojo  y en vez de ojos un espejo, el marco azul con la estrella zapatista y las letras con pintura blanca  , tienen la leyenda : Yo soy  TU eres yo   y en el marco inferior  dice Tu eres Yo soy Tu que liga al zpatismo  con  un viejo precepto maya  IN  LAK’ECH una definición  del ser humano  como ser vibrante  unido universalmente por esa vibración . Así mientras observamos la pieza  con la leyenda que nos une  e identifica con los otros,  nos vemos en el espejo   que  son los ojos dentro del pasamontañas.

El pasamontañas que también usan los escaladores de montañas pero también  el ejercito, la policia y los ladrones. en el zapatismo se convirtió en  un  elemento noble  que los artesanos  remodelaron en sus infinitas figurillas de lana  y el trabajo de  Ana Zoebish alrrededor del pasamontañas está cerca de  esa exitosa  figura artesanal  de carácter popular que también maneja desde una simbología mas compleja en la que une los ideales políticos con los espirituales. Pareciera que esa es  la perene atracción por el zapatismo para los artistas  y para todos aquellos que se sienten cercanos,  una especie de luz  unida  a una  redefinición de la política desde lo sensible.

 

-  Rita Eder

Octubre, 2016